Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 06:49 - ESTAS ESCUCHANDO FM GUALAMBA 93.7 MHZ - DESDE FRENCH 825 RESISTENCIA, CHACO - REPUBLICA ARGENTINA - CAPITAL NACIONAL DE LAS ESCULTURAS

5.3°

Clima en Resistencia, Chaco- Argentina

18 de junio de 2021

Maestro Jorge Dumont: “La música clásica nos hace mejores personas”

Mañana sábado 19 de junio la Orquesta Sinfónica del Chaco cumple 44 años. Actualmente su elenco estable es dirigido por el maestro Jorge Dumont. La formación integra el programa Patrimonio Activo con que Instituto de Cultura del Chaco (ICCH) pone en valor sus elencos estables, centros culturales y museos.

El ICCH mantuvo una charla con el maestro donde se habla, entre otras cosas, de los contenidos de cada concierto que brinda, los distintos públicos y la importancia de esta música para quienes no están habituados a escucharla.

 

¿Qué implica conducir esta orquesta provincial?

Conducir una orquesta profesional implica estar atento a una multiplicidad de emociones que son convocadas en cada encuentro y no solamente en el concierto. Desde el ensayo, al momento de programar, uno tiene que tener en cuenta las realidades y los vínculos de las personas entre ellas y consigo mismas. Desde el punto de vista artístico, es un punto alto, ya que un concierto representa un gran detalle de la cultura humana. Pensemos que hay un grupo de personas ejecutando partituras con precisión quirúrgica: a ese encuentro lo defino como un elevadísimo punto de la cultura humana.

 

¿Cuáles son los principales desafíos que se presentan al momento de pensar el contenido de los conciertos?

En cuanto a contenidos es muy complejo, ya que van variando. Porque las herramientas que tenemos son siempre las mismas y nos obliga a generar nuevas estrategias. Cuando uno dirige una orquesta sinfónica provincial debe tener en cuenta que está trabajando con una herramienta de política pública y cultural, entonces siempre está supeditado a las instancias superiores que proponen los lineamientos donde uno debe intentar, a través del repertorio, conducir o reflejar esos lineamientos.

Los desafíos son varios, no solo los contenidos. El público más joven, por ejemplo, es un público difícil de abordar. Sus realidades son otras, el mundo es otro, el tiempo que tienen para vivir es otro, están acostumbrados a la pantalla, porque todos les pasa muy rápido y tienen menos tiempo de reflexión. Por eso, intentar tener a alguien sentado durante cuarenta minutos escuchando una sinfonía es todo un desafío. Por eso los directores tenemos que estar todo el tiempo estudiando y preparándonos. Hay que cambiar de estrategias todo el tiempo. No solo debemos estudiar música, sino psicología o espiritualidad, todo lo que tiene que ver con conducir grupos. Además, el comportamiento grupal es modificado a partir de los contenidos.

Los contenidos se trabajan desde una mirada y un pensamiento mixto. Hay que tener en cuanta mucha literatura, mucha mirada política y una mirada reflexiva sobre la realidad. A veces el contenido es fantástico, pero los distintos cuerpos artísticos (teatro y ballet, por ejemplo) lo ejecutan de distinta forma. Por eso, nosotros como orquesta estamos obligados a encontrar la manera de expresarlo de la forma más pura posible.

 

¿Cómo influye el público en los contenidos de los conciertos?

El público es un desafío constante. Siempre estamos mirando qué contenidos tenemos que dar al público, qué entendemos por público y qué necesita realmente el público. Una vez establecido eso, desde ahí con la orquesta se proponen estrategias artísticas y musicales.

 

¿Por qué deberíamos escuchar música clásica?

Entendemos por música clásica a la música académica. La música académica está ligada a un formato, uno por ahí cree que es solo de orquesta, o música de cámara, para mucha gente es “música aburrida”. Esta música que conocemos como clásica se inició en el año 1800, a principios del 1900, y en sus sociedades era una música popular. Había (y hay) muchas danzas, muchas músicas que se ejecutan en el llano y no simplemente en instancias donde estaban los reyes o en palacios.

Yo creo en la música como un elemento sensible, una herramienta de conectar emociones. Quizás sin saber cómo, porque finalmente es sonido, un fenómeno acústico, un fenómeno físico. La forma que tiene de convocar y de conmover distintos tipos de emociones y sin que nadie sepa bien cómo, hace que tenga una vigencia constante en nuestra construcción diaria de vida. Y además, lo especial en la música académica es que necesita todo un decoro, un detalle estético de una fineza y una precisión, que no es que no la tenga la música popular, simplemente a veces no es parte del mensaje directo. En la música académica se necesita determinado perfil, determinados ajustes. Por otro lado, convoca a mucha gente generado sonidos con instrumentos tan disímiles como los de cuerdas o percusión, por dar ejemplos

Además la música es sanadora, sobre todo en un contexto de pandemia como el que estamos atravesando. Creo que en estas instancias es aún más importante que en otras situaciones, porque establece un mundo que ayuda a despegarnos un poco de la realidad y eso la vuelve sanadora. La música clásica te pide cierta intelectualidad al abordarla y eso te mejora y te desarrolla la capacidad de reflexión. Estimula el desarrollo de ideas, estimula el preguntarnos, estimula el comportamiento, estimula la crítica y, sobretodo, estimula la elección. Quizás esto se da porque la música clásica no está pensada para que vaya directo al cuerpo, para bailarla. Por eso digo que propone el pensamiento crítico.

 

¿Cómo explicaría la importancia de esta música para una persona que no está habituada a escucharla?

Habituarse tiene que ver con una decisión de ir acercándose lentamente. Siempre sostengo que la posibilidad de escuchar es lo que va a permitir elegir. Después de eso, una persona puede elegir no escuchar este tipo de música nunca más en su vida. Como dije antes, esta música nos convoca intelectualmente, y la verdad es que cada vez la realidad nos exige menos eso. Hay mayor dedicación en la construcción de la música clásica, mayor dedicación que muchas músicas que se producen hoy en día. Por eso es un gran desafío. Una de las estrategias que se utiliza mucho es acercarse con un repertorio más popular y después presentar otras opciones. La Orquesta Sinfónica del Chaco lo que intenta hacer es mezclar obras y hacer conciertos mixtos. En cada concierto también suelo hacer una pequeña introducción y explicar de qué se trata. A veces una pequeña explicación alimenta el goce estético y permite que alguien empiece a entender un poco qué es lo que va a suceder y eso genera un elemento nuevo de interés: el ojo no ve lo que el cerebro no conoce.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!