Martes 28 de Junio de 2022

Hoy es Martes 28 de Junio de 2022 y son las 16:27 - ESTAS ESCUCHANDO FM GUALAMBA 93.7 MHZ - DESDE FRENCH 825 RESISTENCIA, CHACO - REPUBLICA ARGENTINA - CAPITAL NACIONAL DE LAS ESCULTURAS

13.5°

Clima en Resistencia, Chaco- Argentina

CORONAVIRUS

28 de junio de 2021

Con muy bajas tasas de vacunados, Sydney vuelve al confinamiento

En el escaparate de una tienda vintage en el suburbio de Annandale en Sydney, un letrero expresa la frustración de muchos australianos con la estrategia de su país ante la pandemia.

«Estimados clientes: Estaremos cerrados en el futuro previsible porque Scott Morrison es un idiota inútil que solo ordenó vacunas suficientes para vacunar al 4% de la población a los 18 meses de una pandemia», se lee en el letrero, compartido en Twitter, en referencia a el primer ministro de Australia.

El artista James Powditch colocó el letrero en la tienda Roulette y el estudio de arte que dirige el sábado, mientras la ciudad de 5 millones de personas, más pueblos y ciudades en sus alrededores, entró en otro confinamiento duro, esta vez durante dos semanas enteras. Para el domingo, un grupo de contagios de coronavirus con la variante delta que comenzó en el vecindario Bondi de Sydney había aumentado a 110 casos.

Australia fue aplaudida por su respuesta inicial a la pandemia de covid-19 y por haber vuelto a encaminar su economía más o menos hace tiempo.

Pero con esa seguridad ha venido la complacencia, particularmente en el gobierno federal, que no logró asegurar suficientes dosis de vacunas para evitar los confinamientos regulares de «interruptores de circuito» que ocurren cada vez que surgen algunos casos, o incluso las restricciones más prolongadas que experimenta Sydney ahora. Las fronteras de Australia, controladas por estrictas medidas de cuarentena, han estado casi cerradas durante más de un año.

Ahora los australianos, que disfrutaron de sus primeros éxitos, se preguntan cuánto tiempo más puede durar esto.


«No podemos salir del país, la gente no puede entrar y terminamos periódicamente en confinamientos, lo que cuesta una maldita fortuna», dijo Powditch.

«La gente ha estado aceptando que esta es una situación diabólicamente difícil, pero una vez que comencemos a ver cómo se abre el resto del mundo, vamos a enfurecernos por la forma en que se han implementado cosas como las vacunas aquí».

//CNN 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!