Martes 4 de Octubre de 2022

Hoy es Martes 4 de Octubre de 2022 y son las 06:29 - ESTAS ESCUCHANDO FM GUALAMBA 93.7 MHZ - DESDE FRENCH 825 RESISTENCIA, CHACO - REPUBLICA ARGENTINA - CAPITAL NACIONAL DE LAS ESCULTURAS

14.6°

Clima en Resistencia, Chaco- Argentina

JUDICIALES

13 de diciembre de 2021

Prisión perpetua para el "descuartizador de la amoladora"

Waldo Servian Riquelme fue condenado por el brutal femicidio de su pareja Mirtha Liliana González Ayala, ocurrido en marzo del 2019, en Buenos Aires.

Este lunes, Waldo Servian Riquelme fue condenado a la pena de prisión perpetua, aunque limitada a 35 años, por haber asesinado y descuartizado a su pareja Mirtha Liliana González Ayala, en 2019, en el barrio 31 de Retiro.

Los jueces Silvia Estela Mora, Hugo Norberto Cataldi y Domingo Luis Altieri, le impusieron a Servian Riquelme la pena de “prisión perpetua limitada a 35 años" porque se tuvo en cuenta el tratado por el que fue extraditado desde la República del Paraguay, y que impedía que se lo condene a perpetuidad.

El TOC 14 anunció que dará a conocer los fundamentos del fallo el próximo 20 de diciembre.

Además, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14 de Capital Federal ordenó destruir la amoladora y el cuchillo que utilizó el femicida para cometer el crimen, "por tratarse de los instrumentos del delito".

Los detalles del brutal femicidio de "Lili"
En el juicio se dio por probado , que el asesinato de Mirtha Liliana González Ayala, ocurrió entre el 15 y el 16 de marzo de 2019 en la vivienda que ambos compartían. Allí, Servian Riquelme la atacó en el baño, aparentemente mientras ella se bañaba, luego de planificar que sus hijos queden ese día al cuidado de su familia.

La autopsia concluyó que aparte de tener lesiones defensivas en las manos y un fuerte golpe en la cara, la víctima recibió con un arma blanca al menos dos puntazos en la región submentoneana que le ocasionaron una asfixia aspirativa, tras lo cual el asesino seccionó el cadáver en 25 fragmentos con una amoladora y un cuchillo.

Los peritos declararon en el juicio que el descuartizamiento se realizó en el baño, donde el asesino había desmontado el inodoro y el vanitory y que en la bañera se hallaron partes del cadáver, entre ellos la cabeza de González que estaba rapada con signos de ahumamiento en cuero cabelludo y con las orejas amputadas.

También encontraron en la cocina una olla y un horno eléctrico donde, según la acusación, fueron sometidos a cocción algunos restos que aparecieron en un fuentón junto a un perro, en la parte superior de la vivienda.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!