Sábado 27 de Noviembre de 2021

Hoy es Sábado 27 de Noviembre de 2021 y son las 23:18 ESTAS ESCUCHANDO FM GUALAMBA 93.7 MHZ - DESDE FRENCH 825 RESISTENCIA, CHACO - REPUBLICA ARGENTINA - CAPITAL NACIONAL DE LAS ESCULTURAS

26.2°


INTERNACIONALES

14 de mayo de 2021

Las fuerzas israelíes redoblan los ataques aéreos y de artillería contra la franja de Gaza

Israel intensificó anoche los bombardeos con una cortina de fuego sobre la franja de Gaza. Más de 150 operaciones aéreas en pocos minutos y una cortina de fuego artillero desde la misma frontera parecían preceder a la entrada por tierra de tropas y blindados en Gaza.

Un portavoz militar israelí aseguró en un principio, de hecho, que había «tropas terrrestres atacando en Gaza», si bien posteriormente aclaró que estas fuerzas no habían entrado en la franja, dando a entender que podría tratarse de fuego artillero desde el exterior.

En cualquier caso, todo evocaba anoche una operación terrestre en Gaza como ya se hizo en 2008 y 2014. Durante toda la jornada se había reforzado el despliegue en la verja de separación y el Ejército aseguraba que estudiaba «varios escenarios de cara a la operación terrestre». Alrededor de 9.000 reservistas fueron movilizados «de manera excepcional», según el Ministerio de Defensa, y el despliegue en la frontera tenía un aspecto similar al de hace siete años.

La festividad del Eid no ha traído consigo alto el fuego alguno y la violencia se recrudece. Una portavoz militar israelí informó anoche del lanzamiento sobre suelo israelí de tres cohetes procedentes del sur del Líbano —hecho que fue confirmado por las autoridades libanesas— sin que provocaran daños reseñables al impactar contra las aguas del Mediterráneo. Anoche ningún grupo había reivindicado el disparo de los proyectiles.

Según el último balance del Ministerio de Salud palestino, tras las operaciones de anoche ya han muerto cerca de 150 personas y hay más de 450 heridos. Los más de mil cohetes lanzados por Hamás durante estos últimos días han matado hasta el momento a siete israelíes y mantienen en alerta constante a las poblaciones del centro y sur del país.

El diplomático estadounidense Hady Amr, enviado por el Departamento de Estado, trabaja para intentar mediar entre las partes. Su llegada no fue bien recibida por los medios ultraconservadores judíos, que le acusaron de ser «antiisraelí» y citaron un artículo que publicó en un diario libanés, su país de origen, un año después del 11-S en el que aseguró que durante su juventud se sintió «inspirado por la Intifada».

Hasta ahora los esfuerzos de Catar y Egipto no han logrado un alto el fuego, aunque Hamás ha dado luz verde a detener las hostilidades «si Israel también detiene las operaciones». Hasta el momento el Estado judío prefiere seguir adelante y «el Ejército seguirá atacando para garantizar una calma total y duradera», según el ministro de Defensa, Benny Gantz. Estados Unidos apuesta por las conversaciones con diferentes actores de la región y descartó una vez más una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la extrema violencia de los últimos días en Gaza.

El lanzamiento de cohetes hacia la zona de Tel Aviv obligó a las autoridades israelíes a redirigir a los aviones al aeropuerto de Eilat, al sur, y varias compañías extranjeras decidieron suspender los vuelos a Israel hasta que se tranquilice la situación.

Conocido este cambio, Hamás afirmó haber lanzado un cohete de un alcance de 250 kilómetros hacia ese aeropuerto alternativo de Eilat y pidió a las «aerolíneas internacionales que suspendan inmediatamente todos sus vuelos» con destino Israel. El cierre del aeropuerto internacional de Ben Gurion es uno de los objetivos que persiguen los islamistas en cada una de las ofensivas que libran contra Israel.

Todo por Al Aqsa

Además de los bombardeos masivos, Israel apuesta por los ataques selectivos y el objetivo número uno es Mohamed Deif, líder del ala militar de Hamás. En las últimas 24 horas el Ejército sumó el nombre de Iyad Tayyeb, uno de los comandantes del grupo islamista, a la lista de altos mandos abatidos.

La ofensiva terrestre israelí recibió la respuesta del portavoz del ala armada de Hamás, Abú Obaida, quien dijo que tienen preparadas «sorpresas que no pueden imaginar». Obaida hizo un balance de las últimas jornadas y resaltó que «golpear Tel Aviv, Jerusalén, Dimona, Ashdod o Beersheba, es más fácil que beber un sorbo de agua». Esta es la primera vez que Hamás no combate con el objetivo de aligerar el bloqueo que sufre Gaza desde hacer una década y el portavoz islamista dejó claro ante los medios que «todo precio que paguemos es por la mezquita de Al Aqsa y Jerusalén, y nuestra existencia no tiene sentido si no luchamos por ellos».

Este mismo punto destaca el activista gazatí Ahmed Abu Artema, uno de los organizadores de las Marchas del Retorno, que durante meses llevaron a miles de manifestantes gazatíes a la verja de separación, para quien la gran diferencia entre esta ofensiva y las anteriores es que «ahora todos los palestinos» están unidos. Los gazatíes consultados coinciden en que los bombardeos de Israel están siendo los más intensos que han sufrido nunca. Si la cantidad de tropas en la verja de separación se asemeja a las de 2014, el nivel de los bombardeos supera a los de aquella operación Escudo Protector que dejó más de dos mil fallecidos, la mayoría civiles, según el recuento de la ONU.

//abc.es

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!